Connect with us

Plantó un árbol cada día en un desierto y el resultado fue asombroso

General

Plantó un árbol cada día en un desierto y el resultado fue asombroso



¿Estremecedor?, ¿conmovedor?, ¿impactante?, o acaso ¿increíble?, ¿qué sentirías si te dijese que tan sólo un hombre plantó todo un bosque de 1360 actres? No solo eso, que sembró todo un bosque de árboles sobre un banco de arena estéril que no parecía tener recuperación?

El es Jadav “Molai” Payeng  y el comienzo de su historia se remonta hacia 1979 cuando en la plenitud de su adolescencia , se emprendió en una aventura extraordinaria a la que prontamente decide dedicarle su vida entera.

El inicio de su maniobra tiene lugar en la India, en aquel entonces la sequía había acabado con la vida de cientos de serpientes que a causa del calor y la falta de sombra arbórea no pudieron llegar hacia la costa en busca de agua, el suceso conmocionó y marcó la vida de Jadav que apenas con 16 años decidió tomar iniciativa al respecto .

 “Las serpientes murieron de calor, sin ningún tipo de sombra arbórea. Me senté y lloré sobre sus cuerpos sin vida. Fue una carnicería. Alerté al departamento forestal y les pregunté si se podían plantar árboles ahí. Me respondieron que nada crecería en ese lugar. Me dijeron que tratara de plantar bambú. Fue doloroso, pero lo hice. No había nadie que me ayudara. Nadie estaba interesado”

Relata a  “Times of India” en una entrevista pocos años atrás, recordando aquel momento de 30 años de antigüedad.

Sin el apoyo y con el desaliento de los representantes de la autoridad local, consagró todo el empeño, esfuerzo, entusiasmo y esperanza y continuó con su labor . Comenzó con 20 árboles de bambú, tal y como se lo aconsejaron los ancianos de su aldea; al comprobar que los mismos crecieron fuertes y verdes la persistencia de consolidar un bosque termino por caracterizar íntegramente su vida .

De hecho, al observar que las plantas sobrevivieron  las autoridades cambiaron de parecer y otorgaron un proyecto para el desarrollo de siembra de más de 200 hectáreas. Hoy el bosque de Jadav es tres veces mayor abarcando una superficie de aproximadamente 6 kilómetros cuadrados. Cabe destacar que el bosque ha contribuido significativamente la fauna local, hoy habitan en el gran diversidad de especies de animales como rinocerontes, tigres, una variedad de aves, ciervos, e incluso ha sido un refugio para los animales en peligro de extinción por la pérdida de sus hábitats en otras zonas.

La historia de este hombre extraordinario no tuvo existencia para el mundo sino hasta 2008 a causa de unos ambientalistas que dieron a conocer su trabajo cuando se encontraban en busca de una manada de elefantes. Los mismos encontraron los 115 individuos que habían migrado al bosque, y no pudieron evitar quedar maravillados con su paisaje, su flora y fauna. Posteriormente cobrando relevancia y siendo declarado propiamente como una “Reserva Biológica”.

La labor de este “Guardián de la Selva” (así es como fue bautizado) es una de las historias más impactantes e impresionantes además de tratarse motivadora apasionante e inspiradora, pero que nada más y nada menos está conformada por el esfuerzo, la dedicación, la entrega, el entusiasmo, la constancia, la perseverancia, esperanza, paciencia que aunados encierran el amor más puro, o el acto más noble que un ser humano es capaz y puede realizar.

Ahora bien : ¿te imaginas que ocurriría en el mundo si todos o la mayoría de las personas dedicaran tan solo muy poco de lo que dedicó Payeng a favor de la naturaleza?

Continuar leyendo
Click para comentar

Seguir Leyendo

To Top